Los 7 pecados capitales de los desempleados en España

En tiempos de crisis como el actual, el desempleo es algo común entre los españoles, convirtiéndose en una de las preocupaciones colectivas que atormentan a muchas personas en el país.

Sin embargo, no todo está perdido, y no se puede pensar que no tener un empleo estable será una situación constante. Por eso, aquí te presentamos 7 pecados capitales de los desempleados en España, actitudes que debes evitar para salir de este mal momento.

  1. Dejarse atrapar por el miedo. Al principio, perder un empleo puede ser estresante, y con frecuencia nos puede hacer perder claridad y foco en la planificación del próximo paso. Pero no debes caer en la espiral del pánico. Siempre habrá opciones, la clave es darte el tiempo y el espacio para determinar cuáles son.
  2. No aceptar la situación. Sal del pánico dando un paso hacia atrás y determinando cómo te sientes. Acéptalo si no estás feliz con la situación, estás en todo tu derecho. Una vez que dejas que el sentimiento exista, puedes ver el panorama completo, permitiéndote actuar de una forma que te ayude a ti y a tu carrera.
  3. Comerse todos los ahorros. Cuando el efectivo se empieza a acabar, puedes sentirte tentado a echar mano del dinero que tienes guardado para grandes proyectos. Lo mejor es que, si esos fondos no es lo único que te separa de perderlo todo, intenta aguantarte con un presupuesto bien limitado. Lo que nos lleva al siguiente pecado:
  4. No establecer prioridades. Especialmente si estás viviendo de ayudas y ahorros para casos de emergencia, tienes que pensar en recortar tus gastos lo más posible para que el dinero no se evapore.
  5. Alejarse de todo. La vergüenza que puede producir en algunas personas haber perdido su empleo, puede alejarlas de relaciones interpersonales saludables y productivas, pero sólo incrementa la presión negativa en una situación que ya es estresante.
  6. No reflexionar sobre la situación. No es justo atormentarte por haber sido despedido en medio de una dura crisis económica; no tienes que destruir tu autoconfianza por algo que está fuera de tu control. Si te han echado en varias oportunidades, será bueno que te preguntes las razones, y qué elementos comunes tienen esas experiencias.
  7. Dejar de cuidarse. Por cuánto tiempo quieres permanecer atascado en la ansiedad y la rabia de la situación? Es importante que no pierdas de vista tu salud física y emocional durante el desempleo.